Deviant Login Shop  Join deviantART for FREE Take the Tour
×

:iconmiinness0ottaa: More from miinness0ottaa


More from deviantART



Details

Submitted on
June 28, 2013
File Size
14.8 KB
Mature Content
Yes
Link
Thumb

Stats

Views
580 (1 today)
Favourites
0
Comments
2
Downloads
0
×
Mature Content Filter is On
(Contains: nudity and sexual themes)
Y en definitiva todos quedaron maravillados con la simpatía de Alex McKinley. No solo era un chico agradable y simpático, sino que también era un gran competidor. Tanto Eli, Trixie y Kord se enfrentaron a él con las mejores babosas que poseían, pero el rubio no se disponía a perder; y por ello se dispuso a que todos los duelos terminaran en un empate.
-Hay que reconocer que eres muy bueno.-Le dijo la chica.
-Si Alex,-Continuo Eli.-y tú que decías que perdiste la práctica.
-Bueno, tal vez me menosprecie a mí mismo un poco.-Dijo riendo. Miro la hora en su reloj.-Oh oh. Se hace tarde, ya debo irme.
-¿Tan pronto?-Se desanimó Trixie.
-¿Seguro que no te quedas, amigo?-Le animo Kord.
-Me gustaría, pero no puedo. Mi familia no sabe que vengo aquí con mis babosas y si les dijera, me prohibirían regresar y no quiero eso. Es por eso que ya me tengo que ir o se preocuparan por mí.
-Bueno y… ¿Cuándo regresaras?-Pregunto Eli.
-No estoy muy seguro. Pero si quieres podemos vernos en mi casa; te esperarre ahí para jugar videojuegos esta noche Eli.
-¿En tu casa? ¿En serio?-Pregunto con emoción.
-Claro ¿Para eso están los amigos no? Para divertirse.
-Es cierto, sí. Ahí estaré, solo dame tu dirección.-Después de acordar un punto de encuentro para esa noche, Alex se fue.
-De verdad que Alex es muy apuesto.-Suspiro Trixie.
-Oh vaya, tenemos una enamorada a las dos en punto.-Bromeo Kord.
-¿Enamorada yo? No, eso es…bueno, tal vez Alex me guste; pero solo un poco.-Admitió con vergüenza.
-Oye Trixie, tal vez pueda hablar con él esta noche y no se…convencerlo de que tenga una cita contigo.
-¡Eli! ¿De verdad harías eso por mí?
-Claro, después de todo creo que tú y Alex hacen bonita pareja.
-¡Claro, sí!-Dijo la chica.-Dile que si yo le parezco bonita y…y que si saldría conmigo y…
-Claro, no te preocupes, le contare acerca de todas tus virtudes. Ya verás que tendrás un novio en poco tiempo.
-Eli, solo prométeme que mañana volverás con una respuesta de su parte.
-Seguro.
Esa misma noche Eli se aventuró por las calles de la ciudad en busca de la casa de Alex. Resulto que el muchacho vivía en los suburbios donde todas las casas se parecían mucho y todas poseían el mismo color-blanco con amarillo.- pero eran muy bonitas y grandes, no estaba nada mal. Se acercó a la casa que poseía el número 30 y toco el timbre varias veces. Dentro de la casa se oían pasos acercándose para atender.
-¡Eli, viniste! Por un momento creí que no lo harías.
-Yo no sería capaz de dejarte plantado, Alex.
-Pasa, siéntete cómodo.
Al ver el interior de la casa, y eso apenas en la planta baja, Eli quedo sorprendido. Se veía que la familia McKinley se daba  muchos lujos; tan solo con ver la costosa sala de piel, la pantalla de plasma, el comedor,-cuya mesa era puro cristal.-los enormes ventanales que te daban la vista al jardín trasero donde se veía una piscina, los libreros repletos-valga la redundancia.-de libros que seguramente no se molestarían en tenerlos ahí si no los hubieran leído completos, y varios recuerditos que venían de países extranjeros, por lo que la familia salía mucho de viaje. -Tu casa es muy hermosa.-Exclamo asombrado.
-Gracias. Oye ¿Quieres jugar?
-Claro.-Alex se encargó de poner el videojuego que entre ambos escogieron, le dio a Eli un control y comenzaron la partida. Después de unos minutos de estar jugando Eli hablo.-Oye Alex ¿Dónde están tus padres, eh?-Sin quitar la vista del juego.
-Hoy es su aniversario. Siempre salen a festejarlo a algún lado y no vuelven sino hasta más noche. Y mi hermana esta con sus amigas en una pijamada así que estamos solos.
-¡Ha! Ya te gane-Soltó el adolescente triunfante.
-¡Hiciste trampa! Me hiciste distraerme.
-Tú te distrajiste solo, no te hubieras desconcertado y tal vez me hubieras ganado.
-¿Quieres la revancha?
-Alex, acepta que has perdido de una vez; aunque te de la revancha no podrás vencerme.
-¿Ah no?
-No, porque yo soy el mejor jugador de videojuegos.
-Primero dices que eres un ben lanzador de babosas y ahora eres el mejor jugador de videojuegos. Me pregunto ¿Que otra habilidad tendrás?
-Tengo muchas.-Se jacto el chico.
-Bien, espero ver eso pronto. Pero por ahora estoy hambriento ¿Quieres cenar?
-Sí, igual me muero de hambre.
Los dos se dirigieron a la cocina donde una caja de pizza los estaba esperando. Alex calentó una rebanada para cada quien en su microondas y le ofreció una a Eli.-Gracias.-Dijo este. Se sentaron en el comedor a disfrutar su bocadillo. Cuando Eli estaba a la mitad de acabar, recordó la promesa que le hizo a Trixie.-Oh oye Alex; tú… ¿Tú qué opinas de Trixie?
-¿Trixie? ¿Por qué lo preguntas?
-B-bueno, solo es curiosidad.
-Oh, pues…es buena chica.
-¿Y…?-Le ínsito a seguir.
-Y eso es todo. Acabo de conocerla y no sé qué más opinar de ella.
-Pues tal vez deberías invitarla a salir para que se conozcan más.
-¿Tu en verdad quieres que la invite a salir?
-Eh…bueno, eso sería muy cool. Pero es que realmente no soy yo el que quiere que salgan, es ella quien me pidió el favor de decirte y como es mi amiga pues…
-Oye, Oye, tranquilo. Estás muy nervioso.
Eli respiro profundo y continuó.-Lo siento pero…bueno, tu sabes…son cosas de chicas.
-Pero dices que realmente no quieres que salgamos.
-No me malentiendas, no es que no quiera que salgan, es solo que…
-Eres muy lindo.-Dijo sonriendo.
-¿Q-que?-Se sonrojo.
-Que eres muy lindo.-Suspiro.-Escucha Eli, realmente Trixie es una chica hermosa, el problema es que ella no me gusta sino…tú.
-Yo…n-no sé qué decirte.-Titubeo.- ¿P-pero por qué yo? Apenas nos conocemos.
-Eso es lo que yo me pregunto también Eli ¿Por qué tú? Pero…así son las cosas. Inmediatamente te vi y me cautivaste; nunca nadie antes lo había hecho.-El más chico se quedó callado, miro hacia otro lado, y aún estaba sonrojado.-Eli,-Le llamo el otro.-no he sido sincero contigo, lo siento.
-¿A-a que te refieres?
-Mañana vendrán los sujetos de la mudanza a llevarse todas las cosas. Nos vamos a mudar.
-¡¿Qué?!-Eli se levantó de la mesa con expresión de sorpresa.
-Apenas hoy nos dieron la noticia; yo no quiero irme, pero tengo que. Aún vivo con mis papás y mientras eso sea tendré que respetar y obedecer sus decisiones. Es por eso que estoy pensando en comprarme un departamento para que ya no me den más órdenes.
-¿Pero a donde se irán?
-Lejos Eli, muy lejos.-El más joven se entristeció ante la noticia. Alex se acercó lentamente y le tomo el rostro.- ¿Te quedarías esta noche conmigo?
-Alex, si esta va a ser tu última noche aquí, prometo hacer que te diviertas como nunca.-Sus labios estaban ya a pocos centímetros de tocarse hasta que al fin se dio ese beso. Tierno, con algo de timidez, lento, pero lo disfrutaron sin arrepentirse de nada. Eli sintió como Alex lo empujaba hacia atrás con la intención de llevarlo hasta el sofá de la sala y recostarlo ahí; él solo se dejó hacer.
Entre ambos ayudaron a quitarse las camisetas que quedaron tiradas en alguna parte de la estancia. Cada uno observo el torso desnudo del otro, casi como si fuera la primera vez que veían esa parte desnuda en el cuerpo de otro hombre.- ¿Estas bien Eli? No quiero obligarte a hacer algo que no quieras.
-N-no, está bien.-Respondió.-Alex comenzó lamiendo los pezones de Eli suavemente, haciendo al chico estremecerse debajo suyo.-Ahh Alex… humm.
-Nunca antes he hecho esto Eli, pero lo voy a disfrutar mucho.-Con sus pulgares acariciaba la zona. Eli tenía que aferrarse fuertemente a Alex rodeándolo por la espalda con ambos brazos.- ¿Te gusta esto, Eli?-Pregunto con tono seductor.
-S-sí...m-me gusta hmm.-El mayor coloco su cabeza en medio de la curva que formaban el cuello y el hombro del adolescente. Y mientras  los jadeos de Eli penetraban sonoramente en los oídos de Alex que le causaban una corriente eléctrica recorrerle la espalda. Era exquisito.
-¡Por Dios! Si sigues así no podré contenerme.-Le advirtió.
-No te contengas, solo has lo que tengas que hacer.-Aquello sonaba más como una petición que como un consejo, por lo que Alex  pensó bien su siguiente movimiento. Guió sus manos hacia los pantalones del chico, y cuando las tuvo ahí le dedico una mirada, como si pidiera la aprobación del otro para poder actuar. En respuesta Eli asintió con la cabeza levemente. Sintió como sus pantalones se deslizaban por sus piernas hasta ser sacados por completo de su cuerpo; después le siguieron sus boxers.
-Vaya. Alguien aquí esta excitado.-Hablo Alex con tono pícaro.
-No te b-burles. E-estadías igual si te hiciera lo mismo.
-Y lo estoy. Pero yo soy el que domina aquí y tú eres el sumiso.
-D-deja de parlotear.-Se enojó. Pero volvió a gemir de nuevo cuando Alex tomo su miembro y empezó a masturbarlo.
-No te enfades ¿Ves? Te estoy complaciendo.
-¿A-ah, sí? Pues…nhnn no es suficiente.-Aquello a Alex le sonó como un reto, por lo que masturbó a Eli aún más rápido, lo que ocasionó que el otro se corriera ferozmente.-E-está bien…estoy agotado.-Admitió
-¿Y eso qué? Yo aún no me he corrido, tengo mucha energía todavía.
-No. Entonces has algo para cansarte.
-Eso hare.-Tomo las piernas de Eli para abrirlas lo más que pudo.
-E-espera, no pensarás hacer…eso ¿Oh si?
-Tan solo mírame.-Alex también se deshizo de sus pantalones y sus boxers. Eli al ver el miembro tan grande, supo que no podría caminar en un par de días si esa cosa entraba por su ano. Pero fue muy tarde para detener la situación, cundo Eli se fijó mejor, Alex ya lo había penetrado de una sola embestida y comenzaba a moverse bastante rápido para ser solo el inicio.  
Oh, el dolor, el dolor y el placer combinados juntos era como tocar el cielo.-Alex…más…más rápido.-Pedía Eli. El miembro de Alex estaba a muy poco de tocar un punto exacto en el interior del chico, lo cual ocasionaría que se corriera de nuevo.
Adentro, afuera, adentro, afuera, varias veces hasta que al fin Alex pudo conseguir su tan deseado orgasmo y Eli junto con él. El mayor se inclinó para que su rostro quedara justo enfrente del miembro de Eli y meterlo por completo a su boca, y esos ocasiono que Eli estuviera a punto de llegar a la locura, nunca antes sintió algo semejante. Así estuvieron varios minutos hasta que Alex finalmente se cansó.
 Ambos se durmieron juntos en aquel sofá por unos instantes, hasta que Eli hablo.-Te voy a extrañar.
-Yo igual, pero…nunca voy a olvidarte.
-Pero…oye ¿Qué hay de Trixie? ¿Qué voy a decirle?
-Se sincero con ella.
-¿Quieres que le diga que nosotros…?
-¡No! Solo dile que mi familia se mudó, tal vez ella comprenda.

+++++O+++++
Trixie no tenía ni la menor idea de cómo le fue a Eli el día anterior, pero una vez que lo vio no dudo en preguntarle.
-Eli ¿Cómo te fue con Alex? ¿Qué fue lo que te dijo?
El muchacho suspiro un poco cansado.-Trixie, le conté sobre ti.
-¿Y luego que paso?
-Dijo que no estaba listo para tener alguna relación sentimental con nadie.
La noticia puso a Trixie muy triste.-Pero…no entiendo ¿Cómo que no está listo? ¡Si ya es prácticamente un adulto!
-Lo…lo lamento.-Se disculpó.
-Bueno, pensándolo por otro lado, él se lo pierde.
-¿N-no estas enojada?
-No, para nada. No voy a ponerme a llorar solo por eso ¿Oh si?
-N-no; creo que no.-Lo que sucedió esa mañana es que Alex despertó a Eli por la madrugada después de que terminaron durmiéndose en el sofá. No quería correr el riesgo de que sus padres regresaran y encontraran una escena después del sexo. El rubio se ofreció a llevarlo de vuelta a su casa donde todos ahí descansaban. Se despidieron con un beso y así Eli supo que ese era el último. Alex  debía regresar para darse prisa y preparar todo para su mudanza familiar. “Solo espero volvernos a encontrar pronto”-Se dijo el menor.
-¡Eli!-La pelirroja interrumpió sus pensamientos.
-¿Ah? ¿Qué? ¿Me hablabas?
-Te pregunte si te gustaría ir enfrentarte conmigo en un duelo de babosas.
-¿Ahora?
-Sí ¿Qué dices?
-Y eso te animaría?
-Eso siempre va a animarme de cualquier tristeza.
-Si es así, entonces siempre me enfrentare contigo con tal de verte feliz.
-De hecho  ya lo estoy.-Dijo sonriendo.-Vamos.
Eli se fue siguiendo a su amiga y prepararse para el duelo. Estaba feliz, no solo porque al final de todo Trixie no había reaccionado tan mal como creía, sino porque teniia la esperanza de que alguna vez volvería a reunirse con Alex McKinley.
Fanfic hecho a peticion de :iconsamikun15:
Espero lo hayas disfrutado corazon
puse todo mi esfuerzo y con mucho cariño ^^
:iconsamikun15:
Samikun15 Featured By Owner Jun 29, 2013
gracias por tu esfuerzo si me gusto
Reply
:iconmiinness0ottaa:
miinness0ottaa Featured By Owner Jun 29, 2013  Hobbyist General Artist
me alegra :love:
Reply
Add a Comment: